Cómo enseñarle a utilizar el orinal

Quitar el pañal es un proceso de descubrimiento para padres y cuidadores, y sentarse en el orinal es una nueva habilidad para los pequeños. Aprender a utilizar el orinal es el comienzo de un viaje hacia la autonomía y la sensación de limpieza, y resulta una etapa muy emocionante para todos los que participan en el proceso.

No hay una edad ideal para empezar; algunos peques ya quieren utilizar el orinal con 18 meses, mientras que otros cumplen los tres años antes de tener dominada esta destreza.

El comportamiento es un indicador mucho más fiable que la edad; aprende los signos que debes identificar en nuestro artículo sobre cuándo quitar el pañal.

Cuando tu hijo esté listo, llega el momento de explorar métodos para aprender a utilizar el orinal, y también en esto cada niño es un mundo. Si estamos hablando de un niño de tres años de carácter testarudo o de uno de cuatro años al que le cuesta hacer caca en el orinal, entonces tendrás que afinar tu técnica, por mucha experiencia que tengas.

Has decidido que ha llegado el momento: ahora, el compromiso es la clave. Reserva unos cuantos días y prepárate para cubrir de elogios a tu peque.

¿Cuánto se tarda en dominar el orinal? No hay una respuesta correcta a esta pregunta; depende del tipo de padres y de la personalidad del niño niña. A continuación, ofrecemos una serie de consejos para conseguirlo en periodos de tiempo prefijados.

Quitar el pañal en un día

Aprender a utilizar el orinal en un día no es para todo el mundo: no todos los niños pueden adquirir esta habilidad tan rápido. Aprender lo básico puede llevar semanas, y algunos niños pueden tardar entre 3 y 6 meses en dominar por completo los escapes.

No obstante, si quieres, puedes intentarlo. Siempre que la experiencia no deje de ser positiva, una sesión de un día de aprendizaje en el uso del orinal puede servir para sentar unas bases importantes.

Para quitar el pañal en un día a tu hijo, debes seguir los siguientes pasos:

    • Ten el orinal en casa al menos una semana antes para que tu curioso hijo se acostumbre a él.

    • Explícale para qué sirve el orinal y deja que vea cómo utilizas el inodoro. Cuéntale lo que estás haciendo. Los niños aprenden por observación y por imitación; de este modo les dará menos vergüenza.

    • Cuéntale lo que va a aprender. Por la mañana, decidle adiós al último pañal diurno.

    • Ponle ropa sencilla. Ponle calzoncillos/braguitas de mayor desde el primer día. No pasa nada si decide andar por casa en ropa interior, pero es importante que se acostumbre a llevarla.

    • Organiza juegos cerca del orinal, sobre un suelo que no sea delicado.

    • Después de darle líquidos, sienta a tu peque en el orinal mientras ve algo divertido. Esto les ayuda a sentirse relajados y recompensados por sentarse en el orinal.

    • Cuando haga pipí en el orinal, felicítale con efusividad. Es, sin duda, un gran logro.

    • Programa una alarma cada veinte minutos y vuelve a sentar a tu peque en el orinal y márchate.

    • Tras unas cuantas horas, empieza a preguntar a tu hijo si necesita ir al baño. Insístele, ya que cuando están entretenidos con algo suelen olvidarse.

Quitar el pañal en tres días

A algunos niños les basta con un día para hacerse al orinal y decirte cuándo necesitan ir. Es muy buena señal. No obstante, la mayoría necesitan tres o más días para adquirir este nuevo conocimiento.

Para quitarle el pañal en tres días, sigue estas fases:

    • Día 1: quédate junto al orinal, muestra a tu hijo formas de entretenerse mientras está en el orinal y después deja que lleve solo puesto su calzoncillo/braguita de mayor. Debe tomar muchos líquidos a lo largo del día, pero no le satures únicamente para que vaya al baño. Invítale a sentarse en el orinal cada veinte o treinta minutos y que juegue mientras tanto.

    • Día 2: introduce la ropa interior y el acto de subírsela o bajársela para sentarse o levantarse del orinal. Cuando termine, ayúdale a utilizar papel higiénico y lavarse las manos. Elogia a tu peque en cada logro. Cuando se produzca algún accidente, explícale con calma que las cacas y los pises van en el orinal y que debe intentarlo la próxima vez.

    • Día 3: olvídate del temporizador. Sigue llevando a tu peque al orinal con la misma frecuencia —especialmente, después de las comidas—, pero intenta que sea él o ella quien te diga cuándo necesita ir.

Quitar el pañal en una semana

Si te puedes permitir el lujo de dedicarle algo más de tiempo, quitar el pañal puede ser una experiencia más relajada. Intentar enseñar a usar el orinal a toda prisa a un niño o niña que no sabe qué está pasando podría generarle estrés y confusión y alterar la confianza en sí mismo/a. Para evitar esa tensión adicional, puedes enseñarle a utilizar el orinal a lo largo de una semana o más.

Sigue estos pasos, a modo de orientación:

    • Día 1: trabaja la idea de aprender a utilizar el orinal mediante el juego. Cuéntale historias en las que sus juguetes van corriendo al orinal cuando necesitan hacer pis o caca.

    • Día 2: afloja el pañal y pon a tu peque en el orinal cada veinte o treinta minutos. Intenta que sea algo divertido.

    • Día 3: introduce la ropa interior y pregúntale si tiene ganas de ir al baño. Cuando tenga algún escape, explícale lo que ha ocurrido, sin gritar.

    • Día 4: si todo va bien, plantéate salir a dar un paseo o ir al parque. Consulta consejos en nuestra guía sobre quitar el pañal y los momentos fuera de casa.

    • Día 5: háblale de cómo estar limpio después de ir al baño y muéstrale cómo funciona el "orinal de mayores" (tirar de la cadena, etc.) para que gane confianza.

Cuadros para aprender a utilizar el orinal

A los niños pequeños les encanta que les premien. Seguramente por eso se ha generalizado el uso de cuadros para quitar el pañal. Estos incentivos de colores vivos ayudan a los padres y sus peques a hacer un seguimiento de sus avances. Los cuadros de recompensas los utilizan sobre todo los padres cuyos hijos tienen muchos escapes.

Consulta nuestra guía sobre los problemas más comunes al quitar el pañal si necesitas más ayuda.

Si quieres utilizar un cuadro de recompensas, debes fijar un objetivo para tu hijo/a. ¿Quieres que tu hijo de cuatro años haga caca siempre en el orinal? ¿Quieres animar a tu peque de dos años para que pase más días sin escapes? El objetivo adecuado para cada familia dependerá cada niño y cada niña.

Cuelga el cuadro donde tu hijo pueda verlo y utiliza pegatinas o lápices de colores para marcar cada logro. Puedes también asociar sus logros a otros premios: por ejemplo, cada vez que consiga cinco pegatinas, gana una tarde en el parque de bolas. Se trata de condicionar a los niños para que asocien el comportamiento a experiencias positivas.

Los cuadros de recompensas tienen pros y contras. Conviene saber que, aunque la mayoría de los niños responden bien a ellos, hay quien dice que asociar los comportamientos con recompensas reduce la motivación natural para utilizar el orinal.

Ello no quiere decir, sin embargo, que no se puedan utilizar estos cuadros como parte de una rutina sana para aprender a utilizar el orinal. Procura que reciba tantos elogios como pegatinas y explícale por qué es tan bueno aprender a usar el orinal.

Para empezar, utiliza nuestro cuadro de recompensas imprimible.

Consejos para empezar a quitar el pañal

Quitar el pañal es territorio inexplorado para mamá, papá y los peques. Estos consejos te ayudarán a capear los altibajos:

    • Utiliza juegos – Ayudan a que el proceso sea divertido y emocionante para ellos. Inspírate con nuestra colección de canciones y vídeos para aprender a utilizar el orinal.

    • No metas prisa a tu peque – Acabará consiguiéndolo, las prisas no son buenas compañeras.

    • Compartir es amar – Si tu peque tiene hermanos mayores que ya saben utilizar el orinal, ver el proceso desde pequeño le ayudará a aprender.

    • Prueba con las braguitas o calzoncillos de aprendizaje – Pueden ayudar a tu peque a controlar su cuerpo, pero solo si se utilizan en sustitución de la ropa interior, no del pañal. Tiene que aprender a utilizar el orinal igualmente.

    • Ten paciencia – Si se sienta en el orinal y no hace nada, felicítale por intentarlo y deja que vaya a jugar y luego vuelva a probar.

Quitar el pañal de la noche

Aunque ya tengan dominado el orinal por el día, la mayoría de los niños necesitan pañal por la noche durante algunos meses más. Es algo totalmente normal.

Muchos niños no consiguen evitar por completo los escapes por la noche hasta los cinco años.

Llegará un momento en que tu hijo se mantenga seco todas las noches; puede hasta que pida que ya no se lo pongas. Al fin y al cabo, llevar ropa interior limpia les hace sentir muy mayores.

Ha llegado entonces la hora de dar el paso a los métodos para quitar el pañal de la noche. Necesitarás:

    • Un protector de colchón aislante.

    • Colchas y sábanas de repuesto.

    • Pijamas de dos piezas, para que se los puedan bajar fácilmente, o camisones; nada de pijamas enteros para tu pequeño aprendiz. Ropa de repuesto por si hay accidentes.

    • Acceso fácil al cuarto de baño. El camino que recorre tu peque para llegar al cuarto de baño debe estar bien iluminado y libre de peligros. También puedes acercarle el orinal.

    • Empieza llevando a tu peque a hacer pis antes de acostarse. Deja que elija su calzoncillo o braguita para su primer intento.